martes, 11 de noviembre de 2008

Falta de respeto, de consideración, de...

Hoy ha sido uno de esos días en los que se me han juntado varias "cositas" que me han hecho llegar a casa de mala leche y eso que yo no he tenido nada que ver en ellas.
- ¿Cómo es posible que se suba al autobús una viejecita y nadie pero nadie se levante a cederle el sitio? Me revienta que la gente sea tan desconsiderada. ¿Qué cuesta cederle el sitio a una persona que lo necesita? Yo creo que no es tan difícil... Qué rabia me da...
- ¿Por qué hostias se aparcan los coches en los pasos de peatones? Si viene alguien en silla de ruedas no puede pasar, me parece genial, vamos. Otra "cosita" que me ha encendido la sangre.
- Y ya, la gota que colma el vaso: un ciego con su perro intentando cruzar por un semáforo que estaba en verde para él pero naranja parpadeante para los coches. A ver, ¿es que ningún conductor ha visto que había un hombre ciego intentando cruzar la calle? El perro intentaba cruzar pero su dueño se lo impedía porque escuchaba pasar coches. Menos mal que queda gente considerada y hubo una mujer (peatona) que paró a los coches.
Y así llego a casa, con una mala leche de cojones, por la impotencia de ver que la gente va a su puñetera bola pasando del resto del mundo. Es que me revienta... Pero bueno, menos mal que no todo el mundo es así porque de serlo en menudo mundo viviríamos.

13 comentarios:

Lycans Laqueus dijo...

Buenooo!! ya pasó!!

Si es que estamos muy cansados y necesitamos estar sentados. Llevamos mucha prisa y nos pasamos los semoforos. El aparcamiento está complicado hay que incrustar el coche donde se puedo.

O será que no tenemos educación? va a ser eso.

un lobo colgando

Nuka dijo...

Por desgracia hay gente de todo tipo, los que ayudamos a los demás y después conseguimos que nos jodan por todos lados, y luego los que van a su bola que no piensan en nadie.

Yo, como conductora, estoy muy orgullosa de decir que cuando veo un conductor esperando en un paso de peatones, le dejo pasar. Eso sí, no puedo negar que alguna vez se me haya pasado alguno por despiste :P

En cuanto a lo del aparcamiento, es cierto que andamos mal de sitio pero, además de que impedimos el paso, no solo a alguien en silla de ruedas, sino también una persona con un carricoche, una ancianita con el carro de la compra, también como pase un policía me plantan una multa y por eso no paso, que si esta ese paso es para algo, no para dejar el coche en medio.

Solo decir que el mundo esta revuelto y aquí cada cual va a su bola pasando del prójimo. Hay gente considerada y gente que no.

Bueno xiqueta, pasa mañana un mejor día y haber si nos levantamos las dos con el pie derecho que ambas hemos tenido un día 'bonico'

Besitos...

Esther dijo...

Tienes razón la gente va a la suya y cada vez piensa menos en los demás.. pero cuando ellos se vean en alguna situación asi ,entonces se darán cuenta...

besos

nyka dijo...

Respecto a lo de cederle o no el asiento en el tranporte público a la"ancianita"te digo que no estoy de acuerdo(depende de el caso),porque el joven que este sentado,nadie sabe si viene cansado de trabajar o va a ello,mientras que la anciana no hace nada en el resto del día,aunque necesite sentarse,jamásle cedo el sitio a ninguna anciana porque yo voy mas cansada de estudiar por la mañana y corriendo a trabajar por la tarde,solo a las embarazadas que encima que trabajan tienen un "peso" o a quien veo que lo necesite,tengo corazón pero también cabeza.Me gustó tus reflexiones,esta bien ver que el mundo está algo loco

Esteban dijo...

Los tiempos modernos:
-Los conductores llevan primsa y piensan "ya le dejará pasar otro".
-Los que van sentados, efectivamente, pueden venir deslomados de trabajar y la ancianita segurametne ha salido solo a dar un paseo.
-Los que aparcan en un paso de cebra llevarian 3 horas intentando buscar un huevo en una ciudad atestada de coches.

Por cierto ¿os habeís fijado cuantas plazas "solo para invalidos" permanecen vacias mientras hay tanto sches en doble fila porque no peuden aparacar?

Como ves, todo es cuestionable.

De todos modos, desengañate. Le época de la "urbanidad y buenas costumbres" ha pasado para siempre. y digo yo "desgraciadamente".

Un abrazo,

Esteban

El club de los Parados dijo...

estoy contigo pero quizas no se debe generalizar y menos aqui en almeria...si hubieses vivido en Madrid, o en Barna, o cualquier capital mas grande....
De todas formas, buena entrada para la reflexion
Una sonrisa
Nos leemos

Utopía dijo...

Tienes toda la razón, Luchida. Mucha gente necesita una reeducación en estos aspectos. No saben lo que es el respeto, ni son capaces a veces de ponerse en el lugar de los demás. Muy buena entrada, guapa!^^

Besitos.

MAMBA NEGRA dijo...

somos maleducados por naturaleza...
es horrible , pero es así...

besotes guapa :)

Nidia dijo...

Hay cosas que no tienen nombre. Por ejemplo lo de los coches en los pasos de peatones lo vivimos in situ unos compañeros de carrera y yo, haciendo un trabajo en grupo, íbamos con una silla de ruedas por Granada, y comprobamos los problemas que tienen para poder circular por la calle normalmente.
En fin, cada vez vamos a peor.
Un beso Luchida

chica poeta dijo...

Ps asi es nuestro hermoso mundo actual...claro que tienes derecho a molestarte pero tampoco como para que influya en tu estado de animo.

Medianoche dijo...

Sigo manteniendo que es puro egoismo, gran rasgo que define el comportamiento humano desde su nacimiento. De todos modos, ya he perdido la fe en la ya nombrada raza, así que no queda más que un poco de resignación e intentar ignorar al resto de la gente. Sé que es una frase muy común en mí, pero jamás me cansaré de decirla: torpes humanos...

Sara López dijo...

Luchida, es triste decirlo, pero hoy en día la mayoría de la gente es así. Sólo se preocupan en sí mismos, en tener más dinero que el vecino, en tener un mejor trabajo que el amigo,...

La sociedad en general se está volviendo cada vez más irrespetuosa, es cierto. Hay mucha más competitividad que antaño, y lo malo es que hemos llegado a un punto en el que todo para nosotros es una competición.

Muy triste, y a la vez muy cierto.

Saludos, y si tienes tiempo, pásate por mi blog "Mis Reflexiones". Seguro que tienes algo que aportar sobre el tema del que hablo...

Besitos desde Benidorm,
Sara!

Zanahoria dijo...

Como diría mi padre, cada uno viaja con su maleta, y por experiencia da mucha más satisfacción cederle el asiento a alguien que lo necesita que quedarte sentado y mirar hacia otro lado. Pero también es verdad que alguna que otra vez he ido tan cansada y tan dormida de vuelta a casa que no he dejado mi sitio libre. En fin, también somos humanos... pero reconozco que por regla general tienes razón.
Un besuco!